jueves, 29 de marzo de 2007

LA SONRISA DEL ENTUSIASMO

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

Hoy tenemos un nuevo visitante en el blog. Como podréis comprobar cuando leáis su artículo, es un amigo. Su nombre es Gonzalo Alejandro Gómez Valcarcel. Pero para mi será siempre Coach Carra. Un gran tipo. Y un gran loco del baloncesto colegial. "Qué hablen de uno, aunque sea bien", dicen que dijo alguien. Gracias, coach. Y prohibido volverse a Oviedo antes de que termine la Copa Colegial. ¡Queremos verte en la Final!

LA SONRISA DEL ENTUSIASMO.
Corría el año capicúa de 2002 cuando todo empezó. Podría decir que fue un sueño que teníamos todos en mente, pero mentiría. Tal sueño sólo perteneció a dos personas, y ese sueño lo quisieron compartir con todos los demás.

P&P; ¿Marty Mcfly? (http://en.wikipedia.org/wiki/Marty_McFly) y ¿Ace Ventura? (http://en.wikipedia.org/wiki/Ace_Ventura);

¿Pixie y Dixie? (http://en.wikipedia.org/wiki/Pixie_&_Dixie)
¿Zipi y Zape? (http://en.wikipedia.org/wiki/Zipi_y_Zape)
¿Bonnye and Clyde? (http://en.wikipedia.org/wiki/Bonnie_%26_Clyde)

Podrían ser, pero para presentar a esta pareja de entusiastas de sonrisa continua, me hubiera gustado tener a mi lado al señor Ken Carter(http://en.wikipedia.org/wiki/Ken_Carter), al de verdad, como hace dos años. Sí, a Coach Carter a mi lado, para que volviera a definirlos así, como lo hizo entonces en la embajada de EEUU.

Martínez y Carabias siguen siendo los gestores y entusiastas de siempre. Tanto es así que no se les pone nada por delante y superan todas las adversidades, no perdiendo jamás la sonrisa del entusiasmo, suceda lo que suceda. Creo que lo han demostrado con creces.

Allá por ese año de referencia, me encontraba realizando una liga interna (LIB), para los chavales del Ramiro cuando salían de clase y tuve la casualidad, y la suerte, de poder empezar a dirigir al equipo de los Delfines, algo que duró finalmente cinco años. Podría hablar de infinidad de detalles, de vivencias fabulosas y de personas entrañables con las que pude compartir estos años extras de sentimiento colegial, qué creí evaporados una vez terminé mi etapa en Bachiller. Bendito regalo.

Destacaré algo por encima de todo. Algo único que jamás creí que vería: el sentir de los jugadores al disputar esta competición. Siempre pensé que al pertenecer a un lugar con tradición y con un club deportivo fuerte, la competición colegial iba a pasar bastante desapercibida, pero me equivoqué desde la primera edición. Los chicos del Ramiro son como todos y da igual donde estuvieran jugando, ya que todo aquel que se ponía la camiseta del cole lo daba todo. Hubo casos de muchos chavales que al empezar el curso en octubre ya estaban preguntando por la competición colegial y eso que empezaba en febrero.

La competición colegial que nos trajeron “los Pablos” se convirtió en la mejor forma de “casar” al cole y al basket. Todos aquellos que anhelaban representar a su cole lo consiguieron gracias a esta gran oportunidad. Para muchos de los chavales y para mi no tiene parangón esta forma de competir. Representar a la gente con la que convives mucho tiempo, representar una educación, un estilo, incluso representar a los que te han enseñado (los “profes”), no se cambia por nada.
Yo era de los necios que pensaban que la suma de Ramiro y Baloncesto sólo daba igual a club deportivo. Desde el 2002, dos entusiastas, de sonrisa permanente, me mostraron que estaba equivocadísimo. Me ayudaron a pensar que el cole lo era casi todo. Por lo que merece la pena luchar.

El Ramiro nunca gano el título en estas competiciones. Pero lo que nadie sabe es que gano lo más importante: encontrarse a sí mismo.

Gracias “Pablos”.


Gonzalo Gómez.

Entrenador de Ramiro de Maeztu Delfines durante cinco años (2002-2006).

(nota de Gonzalo Gómez: Ahora entiendo mucho mejor la diferencia entre la NCAA y la NBA, por ejemplo).

martes, 27 de marzo de 2007

COMPARANDO

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

Me han llamado mucho la atención dos noticias que he leído a lo largo del día en internet, sobre las que me gustaría reflexionar unos minutos, y compararlas.

La primera, a parte de salir en una web, ha sido publicada en la portada de un periódico deportivo, y decía más o menos lo siguiente: "Con once años ya valía una pasta". Hacía referencia a un chaval, que jugaba al fútbol, y que a esa edad fue ¡vendido! de un club a otro por 25.000 €. Hoy ese chico tiene veinte años, aprox., y es profesional... pero en realidad lo fue ya desde que comerciaron con él a cambio de dinero.

La segunda, y siento arrimar el ascua...pero es de justicia hacerlo, ha sido una emocionante noticia que ha salido publicada en la página de nuestro torneo http://www.copacolegialabc.com/noticias/noticia.php?id=21, sobre la MVP de la competición femenina en esta primera edición. Adriana Blanco, de Liceo Francés, ha tenido un rendimiento durante la Copa Colegial, que realmente nos ha convencido a todos. Una jugadora de equipo con todas las letras y todo el valor que representa esa palabra: jugadora capaz de afrontar lo que se necesite de ella, cada circunstancia del juego que plantee un reto individual o colectivo para el escudo que defiende dentro del campo de baloncesto.

La primera noticia, la habrán leído millones de personas en todo el mundo. La noticia de Adriana apenas la habremos leído unos cuantos locos del baloncesto colegial.

El protagonista de la primera noticia actualmente debe de tener varias mansiones en distintos países del mundo, y seguramente tendrá una colección de coches de lujo que ya veréis como son objeto de próximas y apasionantes noticias estos próximos días. Adriana, actualmente, estará recibiendo una paga semanal de sus padres, que suponemos incluirá un abono transporte hasta que pueda sacarse el carnet y le dejen el coche cuando sus hermanos mayores no lo necesiten.

El protagonista de la primera noticia, cada mañana irá a entrenar a la ciudad deportiva de su club, acudirá de vez en cuando a eventos organizados por sus firmas comerciales, y tendrá que comer en zonas reservadas de restaurantes donde no le reconozcan demasiado. Adriana, sabemos que acude cada mañana a su colegio, Liceo Francés, y suponemos que se gastará algo de la paga que le den sus padres en Zara, Mango, etc, antes de irse con las amigas y con el novio (y si no tiene, tal vez después de esta noticia...) al cine o al Green de Juan Bravo los viernes por la tarde-noche, cuando no ha tenido que jugar con las Bleus la Copa Colegial.

El protagonista de la primera noticia, seguramente es un ídolo para millones de chavales de todo el mundo que querrán ser como él y empezar a ganar dinero con 11 años. Adriana, entendemos que será muy querida por los niños y niñas de su colegio, unos doscientos o trescientos, que juegan al baloncesto y que algún día querrán ser los mejores de la Copa Colegial ABC.

El protagonista de la primera noticia es un futbolista profesional desde los once años, y por tanto, un niño cuyos padres aceptaron que se hiciera una transacción comercial con él, y lo cambiaron de club. Adriana es una jugadora de baloncesto colegial, una adolescente madrileña cuyos padres estarán deseando que apruebe el bachillerato para que vaya a la Universidad, y que además siga completando su formación como persona jugando al baloncesto de maravilla.

¿Habéis oído alguna vez aquello de: ¡niño, no compares, que las comparaciones son odiosas!?

Hoy me dio por comparar. Y tengo la sensación de que noticias como la de Adriana son más lógicas y coherentes con los valores del deporte... pero no me hagáis mucho, sólo son suposiciones.

lunes, 26 de marzo de 2007

¡5 PUNTOS ARRIBA!

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

5 arriba, se acaba el partido... ¿quién me responde a estas 5 preguntas sobre lo ocurrido hasta ahora en la Copa Colegial?

Ahí van:

1- ¿Qué significa ese cántico que se está poniendo de moda por la Copa Colegial y que dice más o menos así… “Allez les Bleus, allez les Bleus!!”?

2- Si la primera pancarta fue: “no os lo creáis tanto, que no nos gustáis”, durante el partido de primera ronda, y la segunda ha sido: “ya nos vais gustando un poco”, durante la semifinal contra Estudio… ¿Cuál será la siguiente pancarta que les dedicarán sus incondicionales seguidoras a los 6 jugones de San Agustín, durante la Gran Final Colegial ABC?

3- ¿Por qué cada vez que miramos a las gradas, durante los partidos de la Copa Colegial ABC, no dejamos de reconocer a ex alumnos de los colegios, ya universitarios, que siguen a sus compañeros en esta primera edición del torneo?

4- ¿Será capaz algún jugador colegial, base o escolta, en los dos partidos que quedan, de superar la perfecta jugada de equipo que llevaron a cabo dos jugadoras de Maravillas (Laura González, base, se recorre el campo por la izquierda, penetra en la zona y, sin mirar, envía un pase a la esquina derecha de su ataque donde sólo ella sabía que iba a estar María Mendoza, la mejor triplista del equipo –dicen que es capaz de anotar 20 seguidos en un entrenamiento: ¿quién quiere retarla?- que cumple con su cometido y mete al equipo en el partido), cuyo equipo necesitaba un triple rápido porque se les agotaba el tiempo para remontar?

5- ¿Serán capaces los colegios masculinos de las semifinales (Maravillas y Liceo Francés), de superar el ambiente que se vivió en la semifinal femenina, disputada en el Coliseum de Maravillas, y que finalizó con victoria ‘Bleu’?

Se admiten más 'quintetos' de preguntas, y seguro que en lo que queda de torneo se nos irán ocurriendo muchas más...

Un saludo a todos!

miércoles, 21 de marzo de 2007

CHARLY

¡Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

Hoy la cosa va de un personaje de culto. Algunos amantes del baloncesto, muy mayores ya, como de treinta y tantos hacia arriba, todavían recuerdan haberlo visto por las canchas de baloncesto de Madrid a finales de los años 80. Estos amantes de los grandes mitos, curiosamente, coinciden bastante en la descripción física del personaje (unos 7 pies de alto, apenas 100 kilos de peso, con brazos y piernas interminables...), pero es que se calcan unos a otros cuando de definir su juego se trata: "un adelantado a su tiempo: el jugador más inteligente en la posición de pívot de cuantos se veían en las canchas por aquella época" "Merecía la pena ir a los partidos, sólo por ver el 'show' de Charly".

Pero... ¿existió de verdad este jugador de culto? ¿Quién era y quién este tal Charly?

Según fuentes colegiales bien informadas, Charly nació en Madrid en 1971, un gran año en cuanto a cosecha de jugadores de baloncesto se refiere (Alfonso Reyes, Juan Aísa, José Antonio Paraíso, Ferrán López... son otros nombres ilustres, aunque seguramente esa generación es conocida gracias a Pablo Martínez, pues dicen los entendidos que era el mejor con diferencia de sus coetáneos...). Charly creció en Móstoles (http://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%B3stoles) junto a su hermano pequeño, y junto a su madre, madre a su pesar, pues todavía no hay día en que la mujer no se acuerde con pavor de lo que significa dar a luz 53 cm. de recién nacido.

A los 15 años, aprox., Charly aterrizó en la 'Nevera' del Ramiro de Maeztu, y desde entonces nada fue lo mismo en aquel recinto baloncestístico de referencia. Enseguida se corrió la voz de que un chaval, desde sus 2'10 de altura, se tiraba los triples en transición, o era capaz de marcar las jugadas del equipo como si de un base se tratara. Y, además, parecía disfrutar como nadie sobre la cancha, con un orgullo que contagiaba a sus compañeros y hacía las delicias de un graderío que cada vez contaba con más adeptos al 'show de Charly'

¡Pasen y vean, señores, fintas de tiro inventadas, 'cross overs' (http://www.betterbasketball.com/basketball-dribbling-video/) mirando al tendido, triples de 8 metros fuera de guión, movimientos de pies dentro de la zona con una técnica insuperable...! El repertorio de Charly se renovaba en cada partido, con la complicidad de un entrenador llamado José Vicente Hernández (http://es.wikipedia.org/wiki/Jose_vicente_hernandez), y de unos compañeros a los que transmitía su carácter ganador.

Pero en la cabeza de Charly iba creciendo una sola obsesión, que rara vez comentaba fuera de su círculo de allegados, y que se atrevió a confesar a un compañero de equipo en uno de los torneos que jugaron durante su etapa escolar: “mi sueño sería poder jugar en una universidad americana -le dijo-. Si sigo jugando a este nivel: ¿crees que podré conseguir una beca (scholarship, http://www.sport-scholarships.com/) para estudiar gratis allí mientras juego al baloncesto?” Le preguntó a su improvisado confidente y gran amigo.

“Si te pones las pilas, Charly, seguro que sí”. Fue la respuesta de su entonces joven interlocutor, que acababa de volver de una experiencia de un año en un High School. “Y por cierto, -prosiguió-, ya puedes incrementar tu nivel de estudios y aprobar todas este año”. Su amigo, en aquel momento, era el típico base bajito que se creía con derecho a decirle al pívot lo que tenía que hacer… dentro y fuera del campo.

Y al terminar esa temporada, Charly felizmente pudo iniciar su aventura. Un Junior College (http://en.wikipedia.org/wiki/Junior_college) de Houston, le concedió una beca y le abrió la posibilidad de realizar su sueño. Al terminar su etapa universitaria, Charly, que había tenido que luchar desde muy joven con continuas lesiones que finalmente le impidieron convertirse en un profesional del balón, era un graduado superior por la Universidad de Houston (http://www.uh.edu/), a la cual llegó tras su etapa en el Junior College, con un perfecto nivel de inglés y con un expediente muy valorado para las empresas americanas y españolas: ¡un auténtico jugador titular para cualquier empresa!

En la actualidad, Charly anda cumpliendo su undécima temporada como profesional… en la empresa americana Buckeye Internacional (http://www.buckeyeinternational.com/), y actualmente ha sido promocinado a Vicepresidente y trasladado a la sede de Saint Louis (http://es.wikipedia.org/wiki/San_Luis_(Missouri))… donde suponemos que andará cada día generando adeptos a su show. Un show que una vez fue deportivo, y que ahora es el show de un ejecutivo de elite.

Un saludo a todos!

lunes, 19 de marzo de 2007

EL RECORD

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

Hoy quiero hablaros de récords. Pero no serán los sesenta y pico puntos que se pueden meter en un partido, ni las veintipico asistencias que algunos genios son capaces de dar en apenas 40 minutos de choque. Tampoco os quiero hablar de record de rebotes, ni de triples dobles ni de robos de balón...

Todos esos, siendo topes muy valorables, al fin y al cabo corresponden a la labor individual de cualquiera de vosotros. Y hoy la cosa va de conjunto, como no podía ser de otra manera.

¿Cuál es tu récord? What's your record? Solían preguntarme, durante mi estancia en Palmetto High School, los chavales a los que nos medíamos de manera informal por los parques de Miami cualquier fin de semana. Esos playground (http://www.insidehoops.com/streetball.shtml), de los que tanto hemos oído hablar, y que son el gran pasatiempo de muchos jugadores de baloncesto que necesitan seguir 'jugando', se convertían también en una gran manera de conocer a los que durante la semana serían los rivales en los partidos de colegio.

En USA, los partidos colegiales, al igual que aquí la Copa Colegial, se disputaban los días entre semana, dejando el sábado y el domingo para que los students-athletes estuvieran con la familia o se acercaran a cualquier parque cercano a casa para seguir entrenando.

What's your record? Te preguntaban. Y tú no respondías con estadísticas individuales, sino con los partidos ganados y perdidos que tu High School llevaba hasta la fecha.

10-4, decías. Esta semana hemos ganado los dos. Y la semana que viene tenemos 3 muy asequibles. Vamos a Southridge, y luego nos visitan Key Biscayne y North Miami. Si terminamos con 15 victorias, tenemos posibilidades de entrar en el torneo de final de temporada, en el cual se decidirá el campeón de Miami Sur...

Ese era el récord por el cual te preguntaban. EL RECORD COLEGIAL. Las victorias-derrotas que llevabas contra los demás colegios de la zona. Así se organiza la Temporada de Baloncesto en USA (http://viewmyschedule.com/lmpublic/links/sports_links.asp?school_id=13118). Los colegios se reunen antes de empezar la misma, y cierran una serie de partidos durante 3-4 meses (unos 20-25 aprox...) que se disputarán siempre entre semana, pues los fines de semana no se consideran adecuados para el High School Basketball... salvo en el caso de algún viaje que haya que hacer a otra ciudad, o a algún torneo al que la escuela haya sido inivitada.

¿Os imagináis vuestro RECORD COLEGIAL aquí? Va, echadle imaginación. Proyectaos. Imaginad que sois un jugador de Santa María del Pilar 'Tigres' y os encontráis al entrenador asistente de Los Sauces, que va con un jugador de Liceo Sorolla Raptors, porque han quedado en ir a ver un partido de semifinales de la Copa Colegial ABC entre San Agustín Gatos Salvajes y Estudio Halcones...

¿Cuál es tu record? Buff, este año nos hemos quedado fuera porque se han ido a la Universidad nuestros dos mejores jugadores del año pasado, y hemos bajado de un 18-10 a un 12-16. Pero mi entrenador está contento porque ha aprovechado para dar minutos a los de primero de bachillerato, y el año que viene volveremos a estar muy arriba. Creo que el año que viene llegamos a 20 victorias, ¡seguro!

Un saludo a todos...
y buena suerte a los semifinalistas de La Copa Colegial ABC 2007

http://ssbasketball.rivals.com/

jueves, 15 de marzo de 2007

¿QUIERES SER UNA PANTERA?

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

Tras los artículos de dos grandes bases -primero colegiales, después universitarios, y actualmente profesionales-, me gustaría contaros cosas del año que pasé en PALMETTO HIGH SCHOOL, en Miami (http://mpsh.dadeschools.net/)

Aterricé allí el mes de agosto de 1987. Entonces ya existían los aviones, no os vayáis a creer... Un matrimonio amigo de mis padres fue mi 'familia americana', junto con su hijo que en aquel momento tenía 6 años. Ricardo, el padre de la familia, venía hablando con el mío sobre la posibilidad de que probara un año allí, porque estaba seguro de que la combinación de estudios y deporte era perfecta para mi. Él era un absoluto enamorado del sistema de high school (http://en.wikipedia.org/wiki/High_school) tras experimentarlo en su adolescencia (en 1960 aprox.) cuando era muy raro ver españoles estudiando en USA. De su experiencia, se vino a España con la idea de volver. Y lo consiguió. Obtuvo un puesto en una empresa que primero le llevó a NY y después a Miami. Desde allí, consiguió convencer a mi padre, y sobre todo a mi madre, para que me dejaran un año con ellos...

...y una parte de mi todavía no ha vuelto.

En realidad es muy fácil de explicar:

(Parte de mi) sigo allí, porque jamás podré olvidar el primer día que llegué al colegio, vi el logo con la Pantera en la puerta, y leí el saludo que desde ese instante ya me pertenecía: "Welcome to Palmetto Sr. High, Home of the Panthers". (http://es.wikipedia.org/wiki/Pantera_de_Florida)

(Parte de mi) sigo allí, porque jamás podré olvidar el primer día que entré en el pabellón del colegio, y me di cuenta de que las películas reflejan fielmente la cuidada puesta en escena de un recinto deportivo-colegial americano (http://www.hoopshall.com/gyms/index.html), hecho para conquistar el alma de cualquier 'student-athlete'... (El perfecto parquet, por ejemplo; o de nuevo la pantera, y su reclamo ¡Home of the Panthers! por todas partes; o las fotos de los jugadores que habían marcado época anteriormente en el colegio; o las gradas retráctiles, ideales para acercar los aficionados a la cancha durante los partidos, y para no molestar durante las clases de gimnasia entre semana...).

(Parte de mi) sigo allí, porque el entrenador, que además era profesor de Historia en el colegio, se pasó por el gimnasio a verme (le habían dicho que había un 'lefty Spanish from Spain' tirando a canasta), y me contó las ventajas de jugar en el equipo 'Varsity' (http://en.wikipedia.org/wiki/Varsity_team) del colegio, empezando por algo que realmente me impactó: "Representarás a la escuela estos tres próximos meses..." Y lo demás ya no me hizo falta escucharlo.

(Parte de mi) sigo allí, porque, en definitiva, estos americanos -tan raros ellos-, lo único que hicieron fue enseñarme la herramienta ideal para conectar mi sueño, que supongo no debería ser muy diferente al sueño de cualquier otro adolescente soñador (deportista, en este caso), con la realidad.

Y esa herramienta no es otra que un excelente sistema que permite asociar el formativo invento de un profesor (http://es.wikipedia.org/wiki/James_Naismith) del siglo XIX, con las necesidades de una sociedad del siglo XX... que no parece que vayan a ser muy diferentes a las del siglo XXI.

Bienvenido a 'La Casa de Las Panteras', me dijeron... y todavía (parte de mi) sigo allí.

martes, 13 de marzo de 2007

MI PARTIDO

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!
Estaba pensando en qué historia podía contaros para relevar a mi amigo Hansen, cuando me han llamado por teléfono. Era mi hermano. "Chaval, que te he escrito algo para tu blog...como me pediste. He tenido un rato antes de irme a entrenar y te lo he mandado, a ver si te gusta".
Y como resulta que mi hermano es GONZALO MARTÍNEZ, que en el mundo del baloncesto es un tío famoso (en la ACB, actualmente, no encontraréis a un sólo individuo-jugador de su estatura...), y que yo le enseñé todo lo que sabe sobre baloncesto (¡aunque ni me mencione en su artículo!...), pues os dejo con él. Ah, y que sepáis que la historia que os cuenta es real, porque yo presencié ese partido... y os daré un dato más al final.
Os dejo con el número 20 del actual Estudiantes ACB.


MI PARTIDO
Un Viernes de Octubre de 1984, sobre las siete de la tarde, después de entrenar, Jaime Laso nos dió las equipaciones de juego y nos dijo cómo quedábamos para EL PARTIDO; a las diez y media en San Patricio el que fuese directo (estos eran normalmente los independientes, o los que sus padres vivían más lejos, o directamente los "a su bola"), o a las diez en el Ramiro (si no había suficientes coches para llevar a todo el mundo, el mini verde de Jaime tenía la facultad de estirarse sin fin...).
¡¡Era el primer partido oficial contra otro colegio!!. Tenía diez años y a esa edad uno se fija mucho más en los pequeños detalles, en las cosas que importan al fin y al cabo. Me acuerdo que esa noche dormí con la camiseta puesta, me imagino que quería estar preparado según me levantase...
A la mañana siguiente, cuando llegamos al SanPa, todos teníamos un pequeño disgusto. Estaba lloviendo y no sabíamos si podríamos jugar. Por suerte, el pabellón no estaba ocupado y jugamos en una de las canchas de minibasket que hay (o había) "a lo ancho". Un componente más de emoción, de ilusión . Primer partido y encima en cancha cubierta, ¡¡de parqué!!.
Cuando entramos en el legendario San Patricio Coliseum, todos sentimos el famoso miedo escénico (sólo he vuelto a sentir algo parecido años más tarde, en el Palacio de la Paz y la Amistad, el de las dos mentiras,
ya sabéis, en Atenas
http://es.wikipedia.org/wiki/Atenas).

Los jugadores del SanPa me parecieron muy grandes, no sé por qué. Luego, con el tiempo, eso ha resultado ser una constante a lo largo de mi carrera deportiva.

Paso a describiros un poco aquel mítico equipo colegial:
-"El araña". Borja García del Cura. Brazos y piernas interminables y especialista en defensa. Que se lo pregunten al pelirrojo de Virgen de Atocha con el que protagonizó algunos duelos que me rio yo de los de Martín y Norris..
-"Raza Blanca Tirador" Juan Alcántara. dos rodilleras de estas mulliditas de voley y muñequera. Su padre era también tirador (estas cosas suelen ser genéticas) y metía gran presión a los arbitros.
-"Jugón" Trenado. Andares de Spike Lee http://es.wikipedia.org/wiki/Spike_Lee, vivía para el espectáculo. Fue el primero que se pasaba el balón por debajo de las piernas. En cambio, rara vez pasaba el balón a un compañero y, si lo hacía, era solamente por detrás de la espalda. Existe la leyenda dentro del baloncesto colegial de que una vez le hizo un tunel a un contrario y metió una bandeja por detrás del tablero...
-"Pinoso" Rafa Ruíz. Pivot gordito y listo cómo el hambre. Famoso por sus manotazos y por sus mejillas sonrosadas cuando se jugaba a las nueve de la mañana contra Menesiano Corsarios.
-"El zurdo" Mejías. Power foward clásico. Siempre tiraba a tablero y jamás se planteó ni siquiera la posibilidad de botar con la izquierda...
-"Buen rollo" Paco García. Típico base que parecía que iba a ser bajito y que cuando pegó el estirón (gracias a los bocatas de media barra de pan que le preparaba su madre) se le quedaban pequeños los jerseys de cuello vuelto y manga larga con los que nos deleitaba debajo de la camiseta de juego. Jamás dejaba que nadie se aburriera en el equipo.
-"El enano" GM. Base, más típico si cabe, que ya entonces parecía bajito para la categoría... y que efectivamente lo ha seguido siendo en todas las categorías.
- Dimas. No me acuerdo de cómo jugaba, pues su principal característica era, en realidad, que sólo tenía un testículo... cosa que nada tiene que ver con este artículo, pero que nos impactó entonces mucho.

La rueda fue un auténtico espectáculo. Cada uno haciendo de sí mismo. Todos estábamos muy nerviosos y nos intimidaba bastante el tamaño del 12 y del 8, y la equipación azul eléctrico de los Duendes. Entradas por la derecha, por la izquierda, con pérdida de paso, y después de un cambio de mano a elegir (Trenado siempre reverso..), ese fue el orden de mi nuestro primer calentamiento.
Mentiría si dijese que me acuerdo de cómo transcurrió el partido. Recuerdo que fue un poco locura porque el parqué resbalaba muchísimo y nos pasamos la mitad del tiempo en el suelo. Gracias a ese detalle, que me daba ventaja porque era un poco descerebrado y no conocía el miedo, y gracias a una finta de bote secreta que me había enseñado mi padre, me puse morado a meter puntos.
De lo que me acuerdo perfectamente es de la última jugada. Perdíamos por uno y teníamos la pelota (quedarían unos quince segundos, o lo que le apeteciese al del cronómetro de la mesa). Me fuí de mi defensor gracias a la finta mencionada y le pase a "el Araña" que metió un tiro memorable desde la línea de fondo, a unos cuatro metros (mirando a la canasta, desde el lado derecho... ¡cuántas veces habrá pasado por mi cabeza ese tiro desde entonces...!).

Así fue mi primer partido de baloncesto contra otro colegio. Quizá con ese inicio es lógico que tenga idealizada mi etapa de basket colegial. Ganamos varias ligas pero estoy casi seguro que los mejores y más duraderos recuerdos no son de las victorias. Un equipo es casi un universo en sí mismo, cómo una clase. Por eso, igual encontráis alguna similitud entre el mío y los vuestros. En ellos se reunen, sin exagerar, casi todos los tipos de seres humanos que luego uno se irá encontrando repetidamente en la vida. En ésta, uno se acaba centrando más con aquellos que comparte inquietudes, aficiones... En definitiva, con sus amigos. Pero en el equipo debes "jugar" con todos, y con todos compartirás un objetivo común. Por tanto, dependerás de todos ellos para conseguirlo, y ellos dependerán de ti. Experimentar esto es un privilegio (y algún que otro quebradero de cabeza..) muy dificil de transmitir si no se ha experimentado en primera persona. Por eso os he querido poner nombres propios en mi relato. Porque sin duda los mejores y más duraderos recuerdos fueron los muchos nombres propios con los que me pasé ( y todavía me paso) el balón. Mi humilde intención ha sido, a través de mi primer equipo, poder homenajear a aquellos que fueron capaces de dar un toque mágico a mi vida durante unos breves espacios de tiempo, sirviéndose de ese complemento extraordinario que es el baloncesto.

Y para finalizar, un último apunte, si me lo permitís. Este proyecto de Copa Colegial ABC me parece que tiene tanto de poesía y filosofía como de deporte.

Todo él nace desde el romanticismo (que dure), con el que encuentro más de una analogía. Su "rebelión" no es tanto una disidencia intelectual (que también), o una heterodoxia aquí en España http://es.wikipedia.org/wiki/España (comparado con USA http://es.wikipedia.org/wiki/Usa), cómo una herejía pasional, vital, libertaria.

Disfrutadla!! .... Quién la pillara.


Un abrazo a todos.
GM (un bajito del Ramiro de Maeztu).

Nota final: en ese partido que os cuenta, Gonzalo anotó algo así como 25 de los 36 puntos del equipo y, como os ha explicado, ganaron por uno... pero eso lo tengo que contar yo, porque él jamás lo haría. Como tampoco os dirá que, midiendo 1.76, lleva ya 13 años de profesional (9 con Estudiantes y 4 con Gran Canaria)... ¡y en todos ellos su equipo ha jugado los playoff, es decir, que jamás ha quedado clasificado por debajo del 8º puesto en toda su carrera deportiva! Durante todos estos años, además, Gonzalo ha seguido estudiando y cuando se retire del baloncesto tendrá la carrera la licenciatura de Económicas por la U. Autónoma de Madrid. http://www.uam.es/...

... pero, pero, pero... nunca ha jugado un partido de Copa Colegial... Y es que, como dijo Jack Lemmon (http://es.wikipedia.org/wiki/Jack_Lemmon) en "Con Faldas y a lo loco" (en V.O inglés "Some like it hot") ...

...NOBODY IS PERFECT!!



sábado, 10 de marzo de 2007

CRUZAR EL CHARCO

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

Tras el apasionante viernes que vivimos ayer en el torneo, os traigo un nuevo invitado al blog.
Mike Hansen...Mejías, fue capaz, al terminar un entrenamiento del equipo profesional de Estudiantes del año 1994, de meter 48 triples seguidos. ¿Qué quién me ha contado semejante historia de ficción? Nadie... porque se los conté yo. Así, como lo oís. Yo estaba allí. Y os aseguro que no le conté ni uno de más porque, Junto a Danko Cjveticanin ('El Yeti'), otro jugador del equipo, estábamos tratando de saber quien era el mejor tirador de los tres...

Como podéis imaginar, obtuve un dignísimo tercer puesto...¡pero es que Mike quedó segundo!

En fin, después de eso, y pese a su medalla de plata, supongo que entenderéis que a mi amigo Hansen le llame 'The Shooter', ¿no? Pocas veces he tenido la suerte de compartir equipo (coincidimos de nuevo en 1998, en Huelva, y fue uno de los años que mejores recuerdos me trae de mi etapa profesional...) con un jugador que desprendiera una pasión por el baloncesto semejante a la que Mike traía a cada entrenamiento y a cada partido.
Os dejo con él.

"Hello, Basketball Crazies!

El Baloncesto colegial en Madrid a principios de los 80, en pleno auge, estaba lleno de pasión y canchas míticas. Los mas veteranos recordaréis la pista de La Ciudad de los Muchachos, donde jugabas cuesta abajo en la primera parte y cuesta arriba en la segunda. Y lo complicado que resultaba anotar un tiro libre allí, con el aro en movimiento gracias a la multitud de chavales que se encontraban bajo la canasta del equipo visitante.

En mis recuerdos colegiales también encuentro un lugar especial para la inexpugnable cancha de San Viator, para el frío de “la Nevera” y las grietas del campo de Virgen de Atocha; y, por supuesto, guardo grandes recuerdos de mis 'batallas' personales con esa leyenda del Colegio Claret, Juanjo Ranea, que jugaba de base, y nos dejaba paralizados de miedo y boquiabiertos con los espectaculares mates que hacía en la rueda de calentamiento (luego, para más 'Inri', te metía 40 puntos en el partido).

Todo aquello sucedía cada semana mientras crecía en Madrid, junto a mis padres (mi padre es americano, y mi madre española). Mientras tanto, esperaba que llegara el momento de poder ver con mi padre los partidos de la “Final Four,”
(http://en.wikipedia.org/wiki/NCAA_Men ) que nos televisaban en directo en la Base Americana de Torrejón de Ardoz, donde vivíamos. Entonces era el momento de dejar volar la imaginación. ¡Soñaba con poder jugar algún día en la NCAA! Y tal vez fuera este sueño de adolescente lo que me llevo a 'cruzar el charco' y recalar en UHA High School BLAZERS http://www.uha-ky.org/, en el estado de Kentucky, donde la vida giraba (y supongo que todavía seguirá girando) en torno a tres principios: la recogida del maíz, ir a misa los domingos, y… ¡BASKETBALL!

¿Queréis saber cómo siguió mi sueño?

...Marzo de 1988: estoy en el RUPP ARENA
http://www.rupparena.com/ (nombrado en memoria del mítico entrenador de la Universidad de Kentucky ADOLPH RUPP), en Lexington, Kentucky, para disputar las finales estatales. Más de 25.000 personas en las gradas, cada uno llevando con orgullo los colores de su colegio. Las ‘cheerleaders’, las bandas de música, el olor a palomitas… Y ruido, mucho ruido de la gente que no paraba de animar... Como dicen allí: “BASKETBALL HEAVEN”.

... Ahora os dejo que cada uno le ponga el final que más le guste. Y perseguid vuestros sueños, porque os merecerá la pena el esfuerzo"

Un saludo a todos,

Mike Hansen
(I Love This Game)

Notas finales: Mike, antes de volver a España a jugar al baloncesto profesional (todavía juega hoy, a sus 36 años, en Zamora), jugó en la Universidad de LSU 'Tigers' http://www.lsu.edu/, de 1989-1992, a las órdenes de uno de los entrenadores universitarios de más prestigio en la historia de la NCAA, Coach Dale Brown. http://en.wikipedia.org/wiki/Dale_Brown_(basketball)

En aquel equipo estaban, además,
Shaquille O'Neal http://en.wikipedia.org/wiki/Shaquille_oneal,
Chris Jackson http://en.wikipedia.org/wiki/Mahmoud_Abdul-Rauf,
o Stanley Roberts http://en.wikipedia.org/wiki/Stanley_Roberts...
formando uno de los mejores equipos universitarios de su generación.

viernes, 9 de marzo de 2007

ES VIERNES

Qué tal Locos del Baloncesto Colegial!

He tenido acceso al 'cerebro' de un jugador de la Copa Colegial ABC. Es una primicia. Todo esto lo ha pensado esta mañana en su colegio. No puedo probarlo, pero tendréis que fiaros de mi.

"Viernes, viernes, viernes...Ya está. ¡Vámonos a comer! Hoy titular.

De 8.30-9.20 matemáticas. ¡Vaya manera de empezar el día! Ya va saliendo. No me lo esperaba. Toda la mañana integrando. ¡Integra, integra, integra! Al principio estaba un poco dormido. ¿Cómo va esto? Bah, ya lo voy cogiendo. Me lo voy a tener que currar este fin de semana de narices. Una tras otra. Esto es pura mecánica. Pum, pum, venga, rutina, tendré que hacer 100... Esta tarde, antes de empezar el partido me pienso tirar 50 triples a ver cual es mi porcentaje... Se va a enterar Carlos. Le dije ayer que metía como poco la mitad. Si lo hago, ¡que me resuelva 50 integrales! Bueno, mejor no, porque éste también es de ciencias y le estaría dando un premio.

De 9.20-10.10 h, literatura. Por favor, un tiempo muerto, coach. No puedo pasar de integrar... a la Generación del 27. Y digo yo: ¿sabría Lorca hacer integrales, o era poeta y nada más? Esta tarde juego de base, pero seguro que me saca de escolta un rato. Ja. Más polivalente que Lorca, de aquí al Liceo Francés. Bueno al Liceo no, que me he metido en inglés este año. "El gran base-escolta colegial, fue la figura de su equipo, anotando y repartiendo juego a lo largo de toda la tarde..." ¡Viva la poesía! Si además defiendo, me sacan a hombros. Semifinales, semifinales. ¡Suena bien! Otro viernes más en la Copa.

De 10.10-11.00 h, educación física. "Jacinto, por favor, se lo ruego, el Test de Cooper hoy no". ¿Qué excusa le pongo? Si le digo que tengo partido y que venga a vernos, viene seguro. Le encanta el baloncesto. Jugó en Claret, y siempre nos cuenta las batallas de su época. "Yo, las metía cuadradas. Y eso que no teníamos linea de tres, eh, que me gustaba tirarlas de 8 metros..." Tirador, el teacher. Ya le vale. Y yo negociándole que me cambie el Test de Cooper por unos abdominales y 30 min. de carrera continua. Así caliento para esta tarde. Y va el tío y me responde que su ídolo cuando jugaba era un tal Michael Cooper de los Lakers (que no es del test, dice), y que eso es sagrado... buff, como tenga que defender al 12 lo llevo claro. Le preguntaré al entrenador que si puedo cambiar la defensa...y que le pregunte a Jacinto.

11.00 - 11.30 h, al patio. Le voy a contar a José lo de Cooper, porque a la una tiene la clase. Que le cuente a Jacinto que su padre jugó un amistoso contra él, o algo, ¡porque cómo a José se lo haga también... a ver quién narices defiende al 12! Y me como uno de jamón con tomate como está escrito. Así, en un cuarto de hora. Pero con agua, que la coca-cola luego me quita 3 balones antes del descanso... Y no está la cosa como para que me roben más que en el partido anterior. Ya me vale. ¡Concentración, tío! ¡Integra, integra, integra! Si Juan Ignacio Povedilla se hubiera dedicado al deporte, a parte de querer ser ingeniero nuclear, es que no perdía un balón en todo el partido... ¡vaya manera de empollar! Es que ni te escucha cuando está metido en la integral...

11.30-12.20 h. Física. ¡Ya estáaaaan aquí! Ya vienen las parábolas. Y encima habrá que volver a integrar. Pues vale. Just do it. El otro día metí un triple que casi toca el techo del pabellón. Me quedé con ganas de medirlo y todo. Eso, o que hubiera venido Einstein a verme. O Povedilla. Si ganamos, el lunes lo repito y me llevo a Juan Ignacio al campo. Entre los dos sacamos la parábola fijo. Otro problema que tengo, pero que Povedilla no me puede ayudar a resolver: imagínate que sale el 12 de ellos corriendo con el balón a una velocidad de 4m/s después de un rebote. Y yo, tras el conveniente grito del entrenador, tengo que salir detrás de él...pero, además, he tenido que ir al rebote de ataque primero. ¿Llego a defenderle, o me gano la charla? ¡Que lo defienda Michael Cooper! ¡O que lo defienda Jacinto... en vez de contarme tanta batallita de que en su época tal y cual! "Es que en el Claret no nos ganaba nadie", me ha dicho. Vale, pero tampoco existía el Test de Cooper entonces... ni de coña.

12.20-13.10 h. Informática. Esta es mi primera opción para el año que viene. Tendré que enterarme la nota que piden en la Autónoma. Me ha dicho Carlos que puedo optar al premio de Student-Athlete del torneo. ¡Integra, integra, integra! Povedilla y el 12 de ellos se van a enterar...!

¡QUE LO PASEIS BIEN ESTA TARDE, ESTUDIANTES Y JUGADORES COLEGIALES. DISFRUTAD CON EL MEJOR DEPORTE COLEGIAL QUE EXISTE!

Fdo. Un student-athlete cualquiera.
http://www.letu.edu/opencms/opencms/_Student-Life/athletics/LadyJackets/Basketball/News/POW07.html
http://southernmiss.cstv.com/genrel/013007aaa.html

jueves, 8 de marzo de 2007

LA UNIÓN DE TODOS

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial.
Hoy tenemos un nuevo invitado en el blog. Muchos de vosotros le conocéis, pero lo voy a presentar para los miles de lectores que nos siguen.
Gonzalo Samper es un 'Tigre'. Así, sin más preámbulos. Además, es el responsable del baloncesto en el Colegio Santa María del Pilar... 'Tigres'.http://es.wikipedia.org/wiki/Tigre Y su 'Locura Colegial' es de alto grado, como podréis comprobar en este artículo que nos envía. Como diría un amigo mío: "con tipos como Samper, se pueden lograr grandes cosas".
Un saludo a todos.

LA UNION DE TODOS
¿Qué es la Conexión Colegial? ¿Y tú me lo preguntas...?
Conexión colegial eres tú... bueno, y todos nosotros, toda la gente que amamos y respetamos este deporte como algo más que un simple juego, como una forma de pensar, educar y disfrutar de la vida. Esta claro que cuando muchos empezamos a entrenar a equipos, con 16 o 17 años, no pensamos en todo eso. Nos apetece la experiencia, nos seduce el poder mandar por fin en un equipo cuando como jugador no nos hacían ni caso, queremos ser el nuevo Pat Riley (algunos incluso con la gomina)... Pero no nos damos cuenta de las muchas otras cosas que existen alrededor de un equipo colegial. Para entrenadores como yo, que llevamos toda la vida en equipos de colegio (en mi caso es aún más flagrante, puesto que estudié y jugué en el mismo colegio), el baloncesto se convierte en algo más. Nos convertimos en una especie extraña, que no es capaz de dormir los sábados por la mañana porque si no tiene partido se encuentra vacía, que los domingos es capaz de desplazarse a sitios que sin el baloncesto no se nos hubiera ocurrido pisar por su lejanía con la capital, que durante la semana apartamos exámenes, trabajo y nos llevamos broncas de nuestros/as compañeros/as sentimentales que no entienden por qué lo hacemos... Pero que a su vez, según nos vamos haciendo mayores, nos llena cada día más de experiencias, de conocer grupos de chicas y chicos que son un universo en sí mismos, de compartir torneos y vivencias con otros entrenadores y ver que, aunque seamos pocos, somos muy especiales.

Después de esta emocionante y lacrimosa parte de mi escrito, voy a ver si puedo contestar a la pregunta que lanzaba Pablo Martinez sobre qué es la Conexión Colegial; y lo haré con un ejemplo que creo que muchos de los que leerán esto habrán compartido. Allá por los primeros meses del año 2002, se presentó un individuo por el colegio preguntando por el profesor de Educación Física para explicarle que se iba a lanzar en Madrid la primera competición colegial de baloncesto; como suele pasar, los profesores de Educación Física a esas alturas del curso escolar lo único que ven cerca son la vacaciones, y todo lo que suene a “jaleo” les echa un poco para atrás, así que lo que hizo el profesor, fue mandarme el citado personaje a mi como coordinador de baloncesto. Le esperé un poco reacio en mi pabellón para ver que “película” nos quería vender; en cosa de media hora, me había convertido al “Pablismo” porque sí, el citado personaje era Pablo Carabias, que junto al Sr. Martinez se habían embarcado en esta aventura un poco a ciegas.

El resto de la historia casi todos la conocéis y la habréis vivido, cada año crecimos como Campeonato más y más, y hemos llegado a formar la ABC... Y lo que nos queda por delante. Pero de eso hablaré otro día (que bien, eh, Pablo, otro artículo para tu blog). Hoy voy a cerrar intentando retomar la pregunta sobre qué es la Conexión Colegial. Volviendo un párrafo hacia atrás, estábamos en los primeros contactos con los “Pablos”; se oficializa la primera reunión en el Ramiro para presentar el campeonato, allí está la gente de Estudio, de Joyfe, de Liceo Sorolla, de Maravillas, etc. Gente que nos vemos a menudo los fines de semana para nuestros partidos de competición, pero con los que tampoco tenemos una relación muy estrecha. Comienza la reunión y todo parece tranquilo, se habla del espíritu del campeonato, de su reglamentación, del futuro... y poco a poco, comenzarnos a notar, por los comentarios de los allí presentes, que cada colegio no es el único en tener problemas con cierto chico rebelde, o con un padre problemático, o con las formas de actuar en ciertos casos de la FBM, o con la disponibilidad de material; problemas que creíamos propios y que ahora vemos que son comunes a casi todos nuestros colegios. Ahí fue la primera vez que fui consciente de lo que podría ser la citada Conexión Colegial; la gente se iba animando, cada vez hablaban más, y la reunión se fue derivando hacía eso ante el “horror” de Pablo Martínez y el jefe de cantera del Estu que veían como el pseudo-motín comenzaba. En esa reunión se trabaron vías de trabajo, pero, sobre todo, se creó un sentimiento común que ahora, 5 años después, nos ha hecho conseguir muchas cosas que parecían imposibles y, sobre todo, compartir ese sentimiento de Colegio que andaba dentro de cada centro pero no en la unión de todos.

Gonzalo Samper
Responsable de Baloncesto
Santa María del Pilar 'Tigres'

http://www.santamariadelpilar.es/
http://www.santamariadelpilar.es/clubdeportivo/index.htm

OTROS 'TIGRES' FAMOSOS
http://www.clemson.edu/ http://clemsontigers.cstv.com/
http://www.lsu.edu/ http://www.lsusports.net/

miércoles, 7 de marzo de 2007

¿UNA HISTORIA VERDADERA?

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial.

Mientras esperamos nuevos invitados al blog, os voy a contar una historia que quizá os suene a alguno de vosotros, y para ello he tomado prestado el título de aquella 'curiosa' película de David Lynch, cuyo título original en inglés fue "Straight Story", y que en España se tradujo como UNA HISTORIA VERDADERA
http://en.wikipedia.org/wiki/The_Straight_Story

Paréntesis.
(La historia que os cuento no tiene nada que ver con la del granjero Richard Fansworth... salvo quizá que la persona que me la contó, que la cuenta todavía, y que la seguirá contando a quien quiera escuchar, es tan auténtica, y su pasión por el baloncesto colegial es tan fuerte, que sería capaz de cruzarse Madrid cualquier día de la semana en hora punta -desde el pabellón'La Ciénaga' de Los Caimanes de San José del Parque, hasta el 'Mega Pavillion' de Los Halcones de Estudio... pasando por el 'OmniSport Marsupial' de Joyfe, por el 'Palace Sport' de La Salle, y por 'la Guarida del Dragón' de Valdeluz-, con su moderno tractor lleno de camisetas, posters, adhesivos colegiales...etc, con el objetivo de que los chicos de cada uno de esos colegios, y sus entrenadores, se sientan los tipos más importantes del deporte mundial... ¿Qué no me creéis? ¡Tengo pruebas!)

Cerrado el paréntesis, os cuento la historia... y os pido permiso para entrecomillarla, aunque jamás será exáctamente igual que la original.

Dice así:

"Imagínate que estamos en un high school de Estados Unidos, y ese año coincidimos en el colegio Michael Jordan, Pablo Martínez (este se puede cambiar por cualquier otro base blanco y sospechoso tirador que se os ocurra, según suele advertir a los interlocutores) y yo. Bien, pues ese año, seríamos campeones del Estado. Y yo hubiera jugado y entrenado con Michael Jordan y con Pablo Martínez en el mismo equipo. Ellos hubieran sido las estrellas del colegio, y yo hubiera sido el típico power forward, bajito y peleón, que les hubiera puesto los bloqueos para que se lucieran, y que hubiera ligado un huevo con la excusa de estar en el equipo del cole... ¡pero el asunto es que ese año, además, yo hubiera sido campeón del Estado de Nueva York (por ejemplo), con ellos!
Al año siguiente, una vez terminada la etapa de high school de los tres, Michael Jordan y Pablo Martínez se hubieran ido con una beca a estudiar en la Universidad... y yo también, pero me hubiera tenido que pagar las clases currando en un McDonalds. Y después, pues MJ hubiera sido el mito que fue, y Pablo Martínez se hubiera ido a Europa a vivir unos años (no muchos, la verdad...) del baloncesto".

¿ES UNA HISTORIA VERDADERA? A mi me lo parece, pero me gustaría que lo juzgárais vosotros... Por mi parte, lo único que le pido cada vez que la va a contar delante de mí, es que vaya rotando los personajes, más que nada porque creo que podríamos encontrar cientos y cientos de casos para cada uno de los dos protagonistas que pudieron jugar en el colegio junto a MJ... Y tal vez, incluso, algún día podamos cambiar el país de referencia, y usar en el lugar de MJ a algún chico nacido en nuestra querida ciudad de Madrid.... Algún chaval crecido como estudiante-atleta en uno de esos pabellones colegiales que nuestro contador de historias ha decidido llenar de personalidad... ¡para que puedan estar a la altura del deporte colegial que representan!

Un abrazo a todos.

martes, 6 de marzo de 2007

BATALLITAS DE BALONCESTO COLEGIAL

Qué tal, Locos del Baloncesto Colegial!

Este martes 6 de marzo, tenemos un primer invitado a nuestro blog.
Os cuento algo de su biografía:
Joaquín Guirao (Kiko), ex del Ramiro de Maeztu http://www.educa.madrid.org/web/ies.ramirodemaeztu.madrid/, donde jugó al baloncesto hasta los 17 años, pocas veces utiliza su segundo apellido para presentarse, aunque en el mundo del baloncesto es conveniente, pues es un Sagi-Vela, y eso, para el que no lo sepa, significa haber sido Internacional por España por parte de dos tíos suyos.
José Luis Sagi-Vela, el mayor de los dos tíos de Kiko, ya fallecido, después de estudiar en el colegio Maravillas, jugó en el Estudiantes y en lo que entonces se llamó el Kas (hoy Bilbao Basket), además de ser Olímpico en el año 1968, en Méjico. Su hermano pequeño, Gonzalo Sagi-Vela (el 'Gomas', como era conocido en el baloncesto, por su peinado con fijador), tomó el relevo de José Luis, y fue uno de los grandes escoltas de su generación. Jugó en Estudiantes, en el Joventut (donde conquistó una Copa Korac), y terminó su carrera en lo que hoy es Unicaja de Málaga.

Kiko es actualmente socio de la empresa Dnextstep (DNX), dedicada a la investigación de mercados y consultoría de marketing en el sector tecnológico www.dnxgroup.com, pero sigue muy ligado a nuestro deporte, e incluso tiene su propio BLOG, en el que habla de baloncesto... y que os recomiendo que sigáis en http://basket21.blogspot.com/

Qué disfrutéis de su artículo.


BATALLITAS DE BALONCESTO COLEGIAL

Voy a empezar este post hablando de despachos y salas de reuniones, por lo que alguno pensará que me he equivocado, porque aquí se habla de basket colegial…

Pero no, no me equivoco nada, porque muy a menudo me ocurre una cosa muy curiosa en mi trabajo actual: llego a una reunión de trabajo y de repente veo una cara conocida, que me mira y se queda con la misma sensación que yo, pensando eso de “de qué conozco yo a este tipo…”. Y normalmente me paso un rato hasta que me acuerdo y digo, “claro, tú jugabas al basket en el colegio Estudio (por ejemplo)…” y en ese momento el tipo reacciona y me dice “es verdad, a mí también me sonaba tu cara y no sabía de qué…”.

Son anécdotas que, como digo, me pasan muy a menudo, y siempre pienso lo mismo: han pasado 20 años y me sigo acordando de ese alero del colegio Menesiano que las metía todas y que siempre nos crujía cuando jugábamos en su casa. Y del base del Pilar con el que tenía unos piques tremendos en cada partido. Y del frío que hacía cuando nos ponían el partido en San Viator a las 9.00h de la mañana en invierno…Hay otras muchas cosas de aquellos años (los compañeros de clase, los profesores, los lugares de vacaciones…) de las que tengo muchos menos recuerdos, pero podría decir de carrerilla el nombre de todos los entrenadores que tuve desde los 8 años hasta los 20, desde el premini, hasta que dejé de jugar en mi último año junior.

Y todas esas experiencias acumuladas alrededor de una pelota de baloncesto y de los otros 11 chavales que jugaban en el equipo fueron momentos increíbles, que me marcaron en su día, y que todavía hoy me siguen haciendo pasar muy buenos momentos cuando me encuentro con alguno de esos “rivales” de mi época colegial. Nos ponemos a contarnos historias de “abuelo batallitas” y rememoramos esos duelos de los 13 años…

Un saludo a todos.

kiko
(Joaquín Guirao Sagi-Vela.
Ex estudiante del Ramiro de Maeztu -Promoción 1990-).

domingo, 4 de marzo de 2007

¿Que es la conexión colegial?

Yo lo inicio (qué responsabilidad), y después empezamos a participar todos... ¡todos!

Esta tarde, ni siquiera se me ocurría una manera lógica de saludaros, ¡como para entrar de lleno a responder preguntas de tanto calado! ¿Qué es una conexión colegial? Uff, si todavía no sé cómo me voy a dirigir a todos los que estáis leyendo...

He decidido iniciar la jugada desde el principio, y en primera persona, a ver si así vamos anotando entre todos...

Para mí, todo esto comenzó durante el verano de 2001, ya entrados en septiembre. Dos individuos comenzamos a hablar después de conocernos en un torneo... de tenis. Uno iba a jugar el torneo: yo. El otro lo organizaba: Pablo Carabias (o Ace Ventura, según los chavales de alguno de vuestros colegios). Y la conversación fue más o menos así, con las lógicas licencias que siempre nos tomamos al transcribir un hecho real.
¿No eras tú profesional de baloncesto? Sí. ¿Y qué haces jugando torneos de tenis? Me he retirado del baloncesto -por manta- y el tenis ha sido siempre mi otro deporte favorito.
Y tú, ¿por qué organizas este torneo de Soto del Real como si estuviéramos en Wimbledon? Pues porque es el torneo que me hubiera gustado que me organizaran a mi cuando tenía posibilidad de jugar a un muy buen nivel, por supuesto sabiendo que jamás sería Pete Sampras.
¿A qué te dedicas ahora que has dejado el baloncesto? Llevo los proyectos de la recién creada Fundación Estudiantes, dentro del Club Estudiantes de baloncesto. ¿Y hacéis cosas con colegios? Pues de momento no, porque acabamos de empezar. ¿Por qué lo preguntas? No, por nada. Es que tengo alguna idea que podría funcionar, y que podría darle mucha importancia al baloncesto colegial en España. Es un torneo que ya puse en marcha con fútbol americano, y que estaría basado en el espíritu de high school de Estados Unidos. ¿Qué opinas? Pues que quieres que opine, que yo estudié un curso de high school en Miami -en el año 87- y fue una de mis mejores experiencias como jugador de baloncesto...

¡Canasta fácil! Aquella conversación en el torneo de tenis fue, sin lugar a dudas, ¡mi Conexión Colegial! Una de muchas. Una de tantas...

Y antes, seguro que hubo otras. Y después vinieron más. Y todos tenéis la vuestra. Y lo sábeis. O sea que, si me estáis leyendo (Alberto, Fran, Gonzalo, Antonio, Coach Carra, Miguel y Antonio, Juan Luis, Gabriel y José, Nacho y Luis, Olmo, José Antonio y David y Alvaro, Juanjo, Patricia, Mariano, Luis, Carlos, Pablo, Javi... todos) que sepáis que ha llegado el momento de contar cosas aquí. Que esto es vuestro, y de todos los que aman el baloncesto colegial. Que es, ya, un gran proyecto, y el futuro de algo que todos vosotros habéis soñado algún día para vuestros colegios. Y que tenemos a muchos jugadores colegiales -que lo han vivido, que lo están viviendo y que lo van a vivir-, pendientes de lo que aquí se cuente, se transmita y se sienta (¿verdad que sí, Lidia Chao, Lorena Ríos, Alberto Díaz, Juan Miguel Goenechea...? Verdad que sí, Ana María Arroyo, Antonio Aguilao, Jorge Afuera, Marta Tirado...).

Y mientras lo vais contando, y sintiendo, y viviendo... invitaremos a tantos amigos que nos aprecian y que quieren compartir con nosotros esa 'conexión' tan especial que nos une.

¿Qué os parece la idea?

Ah, y se me olvidaba: ya se me ha ocurrido como podemos llamarnos entre nosotros, cada vez que nos saludemos en este blog. La idea no es mía, pero la tomo prestada de alguien que nos ha saludado así esta misma tarde a Carabias y a mi. ¡Hola Locos! Nos ha dicho. Así, con mayúsculas. Y a mi me ha gustado el saludo.

Un abrazo a todos, Queridos Locos del baloncesto colegial.

Aquí os espero.

-Pablo Martínez-

(Nota: Conexión: (Del diccionario de la RAE). 4- Amistades. Mancomunidad de ideas o de intereses.
Colegial: (Del diccionario de la RAE). 1- Perteneciente al colegio. 3- El que tiene plaza, o beca, en un colegio).